<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=113694985897739&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
on septiembre 19, 2017 Insider

La agenda del emprendedor: cómo se organiza el CEO de una startup

Dirigir una startup es una misión no apta para quienes sufren del corazón. Estas empresas están instaladas en la incertidumbre y muchas abrazan proyectos novedosos donde el factor prueba y error está a la orden del día por la falta de estudios y datos sobre el tema. Los presupuestos escasos y los recursos limitados se suplen con motivación, con constancia y con creatividad.


Nunca hay dos días iguales. El CEO de una startup debe liderar este contexto lleno de turbulencias y, para hacerlo con éxito, debe crearse rutinas, en las que la planificación y la organización son sus mayores aliados.

Parte de la rutina de cualquier CEO debe organizarse para mantenerse en forma no solo físicamente, sino mental, emocional y técnicamente. El líder de una organización es el que debe velar por el equilibrio entre empleados e inversores, sin olvidarse de la satisfacción de los clientes ni de la visión que le llevó a convertir su idea en una empresa.

Planificar el día

Tener un ritual matutino es la mejor receta para empezar el día con buen pie y encaminarlo hacia la productividad. Las primeras horas del día deben estar centradas en cosas concretas y bien definidas. La mayoría de los CEO de éxito sostienen que son las que marcan el rumbo de la jornada. ¿La clave? Aprovechar estas horas previas a la jornada laboral al máximo.

LA AGENDA DEL EMPRENDEDOR: CÓMO SE ORGANIZA EL CEO DE UNA STARTUP

Madrugar es uno de los rasgos más comunes entre los CEO. Entre las 6:00 y las 9:00 de la mañana, ya están activos. Lo primero es revisar la agenda y el correo electrónico para detectar si hay alguna urgencia. Gestionar el correo electrónico de forma eficiente es una de las claves organizativas. Contestar los que traten cuestiones rápidas y directas, archivar los que solo informan y marcar como favoritos, moviéndolos a la lista de cosas por hacer del día, la semana o el mes, los que impliquen tareas, así como reenviar y reasignar los que deben ser gestionados por otros miembros del equipo son las claves de una buena práctica.

Posteriormente, hay que establecer una agenda en la que se especifique qué cosas son importantes y cuáles son urgentes para tener una visión global de nuestra jornada. Perder tiempo y energía apagando fuegos es uno de los principales riesgos del CEO de una startup; por eso, es imprescindible preparar la lista de las tareas que tiene que realizar durante el día, priorizando las más urgentes. Hay que ser realista con lo que realmente puedes hacer y el tiempo que necesitas. Los objetivos imposibles conducen a la frustración.

Mediodía: reuniones internas con el equipo

Una vez anotadas las tareas, llega el momento de ponerse a trabajar en la primera asignación del día. Este momento de la jornada laboral es ideal para redactar nuevas ideas relacionadas con el diseño de productos, analizar las finanzas o preparar reuniones, tanto internas como externas. Son actividades que requieren concentración. La fórmula ideal es 30 % de estrategia y 70 % de implantación.

Mediodía: reuniones internas con el equipo

El mediodía es un buen momento para mantener la reunión diaria con todo el equipo y para repasar de forma rápida el funcionamiento de los proyectos que hay en marcha, asignar tareas, revisar plazos, marcar nuevos objetivos, resolver los distintos problemas que hayan podido surgir y establecer las líneas de trabajo futuras.


La hora de comer también es un buen momento para organizar almuerzos informales con inversores o con algún miembro del equipo con el que se quiera tratar algún tema de forma específica.
 

Tarde: agenda de la reunión

La tarde es ideal para las reuniones con proveedores, inversores y las reuniones individuales con los miembros el equipo. Es el momento de dedicar tiempo a ayudar a los miembros del equipo a maximizar el progreso: discutir la evolución de su trabajo, ayudar con algunos temas, tratar situaciones difíciles o conflictivas o aprovechar para entrenar y desarrollar a la gente.

Tarde: agenda de la reunión

Por otro lado, una de las máximas del CEO de una startup es reclutar, contratar y retener talento, así como obtener los recursos necesarios para maximizar la productividad del equipo y de la compañía. La tarde permite dedicar tiempo a esta actividad.

Deporte y “tiempo de la familia”

Después de las 20:00 horas, por lo general, llega el momento de dedicarse tiempo a uno mismo. Hacer deporte, pasar tiempo en familia y con los amigos... son claves para mantener el equilibrio. Después de cenar, es un buen momento para hacer tareas fáciles como la gestión de correos o alguna labor administrativa. 

Deporte y “tiempo de la familia”

Gestión del tiempo y no del trabajo

La gestión del tiempo es clave en el día a día de un CEO. Organiza tu tiempo, no tu trabajo: aboga por una organización estratégica de reuniones; deja tiempo entre reunión y reunión para el análisis y para reaccionar ante cualquier imprevisto. Para el CEO de una startup es imprescindible reservarse tiempo durante la semana para reflexionar sobre la evolución y los desafíos de la empresa y también dedicar tiempo a las personas que trabajan en la organización.

Disfruta de nuestros sports car en Barcelona