<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=113694985897739&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
on agosto 09, 2017 Premium

Los coches y los estados de ánimo. El mejor para cada momento

Hay una relación muy fuerte entre los coches y los estados de ánimo. Por una parte, tenemos la influencia de nuestro estado de ánimo al conducir. Si tenemos un buen estado de ánimo realizamos una conducción mucho más eficiente y segura que cuando nos sentamos al volante con el ánimo bajo. Si nuestro estado anímico no es el ideal aumentan los tiempos de reacción, nos cuesta interpretar el comportamiento del resto de conductores o las diferentes situaciones y ejecutamos maniobras que pueden ser peligrosas.

Por otra parte, sentarse al volante nos puede ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo si tenemos el coche ideal. Por ejemplo, cuando estamos de vacaciones y alquilamos un coche podemos elegir ese vehículo que siempre deseamos conducir, o un coche que se adapte a lo que buscamos: un 4x4 si vas a disfrutar de la montaña, un deportivo, un descapotable para pasear junto al mar con la melena al viento... Y, por si fuese poco, el color del coche también puede influir en tu estado de ánimo.

La influencia del coche en el estado de ánimo

Cada coche tiene un prototipo de conductor determinado que disfrutará como un niño pequeño al volante y acabará con los ánimos por las nubes después de conducirlo. Por ejemplo, coches como un Ferrari California, con su característico rojo intenso y todos los elementos que no pueden faltar en la marca del cavalino, o un Porsche 911 Carrera mkll, son deportivos excitantes, el sueño de muchos conductores.

Si quieres disfrutar de la naturaleza existen varias opciones. Por ejemplo, los todocaminos o SUV, entre los que encontramos vehículos de alta gama como los Porsche Macan, Audi Q7, Mecedes-Benz GLS AMG Pack, Jaguar F Pace, BMW X5, Land Rover Discovery Sport, los Range Rover Sport o Evoque Cabrio u otro Mercedes-Benz, el GLC AMG Pack. Aunque su diseño sea más urbano que el de los todoterrenos para adaptarlos a la ciudad, las potentes suspensiones de estos vehículos te permitirán pasar un agradable día rodeado de naturaleza.

Estar en un entorno natural, respirar el aire puro de las montañas, nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo. Por eso, más allá de los SUV, podemos disfrutar de ese entorno único al volante de un Range Rover Evoque Cabrio, del BMW 2 series Cabrio, el Mercedes Benz C Cabrio o de un coqueto Mini Cooper Cabrio, uno de los coches más buscados ya que comparte comodidad y un reducido tamaño que nos permite aparcar fácilmente en cualquier lugar, ya sea en el campo o en la ciudad.

Precisamente la facilidad para aparcar en cualquier sitio es una razón más que de peso para optar por un VW Polo DSG, el Fiat 500 Cabrio o el Smart ForTwo en tus vacaciones urbanas. Gracias a estos pequeños coches podremos movernos a nuestro aire por la ciudad, con la comodidad de un vehículo pequeño, sintiéndonos mucho más libres que si lo hiciésemos en otro tipo de medio de transporte. Una libertad al volante que indudablemente redundará para bien en nuestro estado de ánimo.

También hay que hablar de los coches eléctricos, unos modelos que cada vez están más de moda y que nos otorgan el prestigio y la comodidad de estar al volante de un coche que refleja un tipo de estilo de vida y nuestra consciencia sobre la protección del medio ambiente y el cuidado de nuestro planeta. Y, en contra de lo que dicen los tópicos, la satisfacción de conducir un coche eléctrico no tiene por qué estar reñida con el bolsillo, ya que hay coches para todos los bolsillos, como el BMW-e i3.

Otro coche eléctrico muy solicitado por los conductores es el model S de Tesla, pionera en el mundo de la automoción eléctrica. De hecho, es una marca especializada en este tipo de vehículos, que más allá de la satisfacción por conducir un coche eléctrico, sin emisiones contaminantes, proporciona al conductor esa sensación única de tener en sus manos el coche del futuro, vehículos que aúnan calidad y alta tecnología.

El color de los coches y los estados de ánimo

Tu estado de ánimo también puede influir a la hora de elegir el color del coche. Hay estudios que revelan que los conductores que no están del todo contentos con su vida personal se decantan por coches amarillos, rojos o naranjas, mientras que los que se muestran totalmente insatisfechos con esa vida personal tienden a elegir coches negros.

En cambio, quienes eligen coches blancos, azules, verdes o plateados -estos últimos son además los más seguros- son los que se muestran más satisfechos con su vida personal. Pero con independencia del color, el hecho conducir un coche acorde a tus gustos siempre te permitirá mejorar los ánimos, lo que demuestra la estrecha relación que une a los coches y los estados de ánimo.

Disfruta de nuestros fashion SUV 4WD en Barcelona